Telefónica coloca nuevas antenas en su edificio de la calle Boada

: preg_replace(): The /e modifier is deprecated, use preg_replace_callback instead in /usr/home/prosperitat/www/includes/unicode.inc on line 311.

Las nuevas antenas las han colocado con alevosía y en plenas fiestas de semana santa con la intención de evitar protestas. Son de YOIGO, segunda marca low cost propiedad de Telefónica y representan un aumento de radiaciones electromagnéticas sin necesidad, ya que el objetivo de Telefónica y del resto de operadoras no virtuales, Orange y Vodafone, es copar todo el mercado ofertando tarifas más baratas mediante sus segundas marcas sin contemplaciones y sin regulación de las emisiones electromagnéticas. Todo ello gracias a la nueva Ley de Telecomunicaciones, que les permite instalar todo tipo de antenas sin necesidad de permisos de ningún tipo, ni de obras, ni de Medio Ambiente ni de cumplimiento de ordenanzas urbanísticas, ya que éstas han quedado derogadas o supeditadas por la nueva ley.

La nueva ley permite incluso expropiaciones “cuando resulte necesario para la instalación de la red y no exista otra alternativa técnica o económicamente viable”.

Desde la Asociación de Vecinos seguiremos denunciando la instalación de antenas sin tener en cuenta la salud de las personas expuestas durante 365 días del año, y también denunciamos a los que han posibilitado esta nueva ley con sus votos (PP, PSOE y CiU) sin tener en cuenta las recomendaciones del Parlamento Europeo sobre esta materia.

Extracto del documento del Parlamento Europeo:
Peligros potenciales de los campos electromagnéticos y sus efectos sobre el medio ambiente
Resolución 1815 del (2011)
8. Teniendo en cuenta lo anterior, la Asamblea recomienda a los Estados miembros del Consejo de Europa,
8.1 en términos generales:
8.1.1. tomar todas las medidas razonables para reducir la exposición a los campos electromagnéticos, especialmente a las radiofrecuencias emitidas por los teléfonos móviles, y en particular la exposición en niños/as y jóvenes, para quienes el riesgo de tumores de la cabeza parece mayor;
8.1.2. reconsiderar la base científica de las normas actuales de exposición a los CEM fijadas por la Comisión Internacional para la Protección contra la Radiación No Ionizante (International Commission on Non-Ionising Radiation Protection), que presenta graves deficiencias, y aplicar el principio ALARA (as low as reasonably achievable), es decir, el nivel más bajo razonablemente posible, tanto a los efectos térmicos como a los efectos atérmicos o biológicos de las emisiones o radiaciones electromagnéticas;
8.1.3. implementar campañas de información y de sensibilización sobre los riesgos de los efectos biológicos potencialmente nocivos a largo plazo sobre el medio ambiente y la salud humana, dirigidos especialmente a niños/as, adolescentes y jóvenes en edad reproductiva;
8.1.4. prestar especial atención a las personas "electrosensíbeis" afectadas de un síndrome de intolerancia a los campos electromagnéticos y la adopción de medidas especiales para protegerlos, incluida la creación de “zonas blancas” no cubiertas por redes inalámbricas;
8.4.3 reducir el umbral admisible para las antenas de conformidad con el principio ALARA e instalar sistemas de seguimiento global y continuo de todas las antenas;
8.4.4 determinar la ubicación de cualquier nueva antena GSM, UMTS, WiFi o WiMax no solo basándose en los intereses de los operadores, sino consultando a las autoridades locales y residentes o asociaciones de ciudadanos/as afectados/as;
Texto adoptado por la Comisión Permanente, actuando en nombre de la Asamblea, el 27 de mayo de 2011 (ver Doc. 12608, informe de la Comisión de Medio Ambiente, Agricultura y Asuntos Territoriales, ponente: M. Huss).

Nota del “traductor”: La presente resolución propone rebajar, hasta casi 1.000 veces, los límites legales de exposición, ya que la legislación estatal española actualmente no llega a discernir entre exposición interior/exterior de los edificios o viviendas, así como no contempla los efectos no térmicos y a largo plazo.

antena